Finalidad y desarrollo de la investigación de Filobótica en MediaLab-Prado

El objetivo es crear y difundir un método de aprendizaje en electrónica/robótica del que puedan beneficiarse agentes diferentes al público “maker” habitual. Estipulando primero un decálogo base entre educadores, artistas, ingenieres, artesanes digitales, etc. y más tarde aprendizajes específicos en colaboración con cada grupo diferenciado de agentes, adecuados a sus necesidades.

LED resistencia condensador

¿Qué sucede cuando la tecnología, que en apariencia es neutral, resulta estar pensada como otra forma más de privilegio? Se convierte por lo tanto en una prioridad evitar que tan solo una parte de la población acabe definiendo el sentido y los usos globales de la tecnología. Para que esto no se produzca, su desarrollo debería llevarse a cabo por un amplio espectro de agentes y que cada uno de ellos viesen reflejadas sus particularidades y necesidades. La dificultad es que para que esto se produzca, en primer lugar estos agentes han de entender cómo funciona, conocer sus usos y particularidades.

Durante el tiempo que Filobótica lleva trabajando en la realización de talleres con niños, colectivos alrededor desarrollaban proyectos de robótica con productos como Lego Mindstorm o WeDo, entre otros. Estos pueden resultar muy útiles y sencillos a la hora de crear proyectos complejos, pero su elevado precio (tanto el hardware como el software) y el hecho de que su desarrollo esté bajo licencias privativas, lleva intrínsecas desigualdades basadas tanto en lo económico como en la dificultad para adecuarlas a necesidades especiales de aprendizaje.

Por otra parte, en estos 2 años, Filobótica ha ido mutando la metodología de los talleres, que comenzaron con unas instrucciones muy precisas, lo que llamaríamos “Aprendizaje Tipo Kit: [Paso 1 > Paso 2 > Paso 3 > Idéntico resultado en todos los casos]”. Mi experiencia con este tipo de aprendizaje es que si bien permite obtener un resultado seguro y fijar un conocimiento a través de una actividad práctica, las personas participantes no desarrollan un interés posterior a su participación en el taller. Por eso su utilización, muy extendida en el mundo “maker”, deberían limitarse tan solo a la fabricación de herramientas DIY, tales como impresoras 3D, etc. pues en estos casos la utilización y personalización de estas nos llevará al conocimiento ampliado.

Bajo estas premisas, durante octubre se convocará en una primera reunión a un grupo de trabajo para crear el decálogo inicial y más adelante, ya elaborado este, a los diferentes grupos de agentes para elaborar el aprendizaje ampliado. En este blog podrán consultarse las fechas de estos eventos y los avances del proyecto.